COLOURED CONTACTS BLOG

Resolución De Incomodidad e Irritación

Resolución de Molestias e Irritación Con Lentillas

La irritación e incomodidad pueden ser desafortunados eventos cuando se llevan lentes de contacto. Incluso si llevas lentillas con asiduidad, puedes experimentar inesperadas molestias.

La razón más común para estas sensaciones de quemazón cuando llevas lentillas de contacto es que éstas se hayan contaminado de alguna forma tras abrirlas, o que no se hayan limpiado apropiadamente. Otro motivo puede ser que tus ojos sean muy sensibles y tiendan a reaccionar a nuevos materiales de las lentillas o a una nueva marca de solución.

Causas de la Irritación Con Lentillas de Contacto

En este artículo ahondaremos en las siguientes consideraciones para averiguar por qué te incomodan las lentillas de colores:

  • ¿Se han preparado las lentillas apropiadamente?
  • ¿Hay arañazos o fisuras en las lentes de contacto?
  • ¿Se han colocado y asentado apropiadamente las lentillas?
  • ¿Son o están tus ojos extra sensibles en la actualidad?

Nuestro primer y más importante consejo para remediar la incomodidad con las lentillas es retirarlas INMEDIATAMENTE de tus ojos. Esto puede parecer una obviedad, pero aguantar el mal rato para ver si se pasa la irritación puede causarte daños innecesarios en tus ojos. 

¿Se han preparado las lentillas apropiadamente?

Algunas personas pueden experimentar incomodidad cuando se ponen las lentillas sin prepararlas apropiadamente. Una vez retires el envase, las lentillas deben dejarse en remojo en solución para lentillas antes de su uso. Esto altera el pH de las lentillas preparándolas para un nivel más apto para tus ojos, y neutralizando el fluido estéril en el que han sido envasadas. También puede ayudar a que se sientan un poco más blandas. Por favor, consulta nuestra guía completa para preparar las lentillas. 

Cuando prepares y manipules las lentillas debes lavar tus manos SIEMPRE; utilizando jabones sin aroma. Contaminar las lentillas con unas manos sucias puede hacerlas incómodas de llevar.

¿Hay arañazos o fisuras en las lentes de contacto?

Las lentes de contacto son extremadamente delicadas y finas, por lo que manipularlas erróneamente puede provocar arañazos, fisuras y daños innecesarios. Estas irregularidades pueden causar dolor cuando las llevas puestas, por lo que siempre es aconsejable inspeccionar cuidadosamente las lentillas antes de insertarlas. Si las lentillas no se limpian adecuadamente, los residuos pueden acumularse generando molestias y sensación de quemazón. 

Siempre recomendamos comprobar las lentillas antes de sacarlas del envase. Si puedes detectar cualquier desperfecto en tus lentillas antes de abrirlas, deberías contactar con atención al cliente inmediatamente. 

¿Se han colocado y asentado apropiadamente las lentillas?

Nuestros ojos son de formas y tamaños diferentes, por lo que no es posible desarrollar unas lentillas de talla única. Siempre recomendamos consultar con personal óptico u optometrista para que te guíen y aconsejen en el proceso y determinen si tus ojos son aptos para el uso de lentillas de colores. Es posible experimentar molestias cuando las medidas de las lentillas no concuerdan con las de tus ojos.

Este también puede ser un motivo común para quienes sufren de irritación en un ojo por las lentillas, ya que quizás la prescripción de un ojo no vaya bien con la del otro. Si este es el caso puedes experimentar problemas como que el ojo “escupa” la lentilla.

¿Son o están tus ojos extra sensibles en la actualidad?

Tus ojos pueden reaccionar a condiciones ambientales como el polvo o el polen. Esto puede empeorar al llevar lentillas de contacto, ya que algunos alérgenos pueden adherirse a la superficie de las lentes. Lo mismo puede decirse de factores adicionales como perfumes, humo o desodorantes. Si sufres de enfermedades oculares como la fiebre del heno, llevar lentillas puede irritar tus ojos aún más. 

Es importante recordar que las lentillas de colores no deben llevarse más de 8 horas seguidas o durante actividades como la ducha, el baño, nadar u otros ejercicios físicos. Todos estos factores pueden incrementar las posibilidades de sentir molestias al llevar lentillas. 

Diagnosticando Problemas Con Las Lentillas de Colores

Si experimentas cualquiera de los siguientes síntomas, recomendamos que te quites las lentillas:

  • Cualquier tipo de picor, quemazón o pinchazo
  • Incomodidad o sensación de molestia en el ojo
  • Excesiva o inesperada lacrimación
  • Secreciones oculares fuera de lo normal
  • Sensación de sequedad o sensibilidad en los ojos
  • Enrojecimiento de la esclerótica y/o iris

Una vez retires las lentillas, hay algunas cosas que puedes comprobar para hallar la causa de tu incomodidad. Además de inspeccionar las lentillas, prueba a dejarlas en remojo en un estuche limpio con solución nueva, para que se enjuaguen. Si la incomodidad persiste, deberías llevar las lentillas a una óptica. Si cualquier sensación de quemazón o picor continúa tras quitarte las lentillas, pide asistencia médica.

En tu óptica deberían ser capaces de darte consejo y aclararte cuál es la causa de la irritación. Allí te recomendarán los mejores pasos a seguir para remediar cualquier problema o incluso sugerirte cómo hacer que las lentillas se sientan más cómodas

Read more

Send to a friend

Resolución de Molestias e Irritación Con Lentillas

Resolución de Molestias e Irritación Con Lentillas

La irritación e incomodidad pueden ser desafortunados eventos cuando se llevan lentes de contacto. Incluso si llevas lentillas con asiduidad, puedes experimentar inesperadas molestias.

Recipient :

* Required fields

Cancel or 

Galería Fotográfica

Vídeos Relacionados

Descubre Nuestras Tonalidades